"Drive": sangre, amor y automóviles

Author: Angelus / Etiquetas: ,


He aquí una obra dura pero brutalmente romántica. El protagonista, mecánico y especialista de cine de día, conductor para atracadores de noche, se asemeja al Alan Ladd de "Raíces profundas" o al Robert de Niro de "Taxi driver". Veamos: pistolero con vida oscura se introduce en un núcleo familiar -enamorando a la mujer, sin que esto se explicite- para adaptarse al papel de agricultor, pero al final el pasado puede más y termina resolviendo de manera altruista y por las bravas los problemas de la comunidad (ese final del niño gritando el nombre del personaje, mientras éste se aleja a lomos del caballo, vestido ya como pistolero, da cuenta de la imposibilidad de escapar al destino trágico que uno mismo se ha forjado). Veamos: taxista solitario y algo paranoico no encuentra sentido a su vida y termina convertido, a su pesar, en héroe ciudadano tras un sangriento enfrentamiento con la mafia de la prostitución para librar a la joven Jodie Foster de sus proxenetas. Ahora Ryan Gosling en "Drive": su personaje, del que se ignora todo (su jefe cuenta apenas una nimiedad sobre cómo llegó al taller), pretende regenerarse ("es lo mejor que me pasado nunca" le dice al final a la chica) introduciéndose delicada y tímidamente en la familia de una mujer joven con niño y marido en la cárcel, pero lo hace de una manera altruista, pues cuando vuelve el marido de la trena, se le ofrece a éste como conductor en un atraco para obtener dinero destinado a la mafia y librar, así, a la familia de las amenazas de muerte; pero todo se complica con un baño de sangre en la última parte de la película, en la que cada uno cumple, trágicamente, su destino.

El director danés casi desconocido por aquí pese al premio en Cannes, Nicolas Winding Refn, bebe, pues, de diferentes fuentes, pero lo hace con respeto y poniendo al día los referentes, que van más allá de los dos citados. Una contundente banda sonora de los ochenta, cierta inverosimilitud en sus enfrentamientos finales, una escena magistral en un ascensor que conjuga los dos motivos recurrentes de la obra: el amor y la sangre, una planificación visual estilizada y la omnipresencia silente del actor protagonista califican, por lo demás, a esta interesante película, no apta para estómagos delicados ni para amantes del "happy end".

8 comentarios:

Licantropunk dijo...

Vi el trailer y me animó bastante más que el cartel. Igual la veo, el premio de Cannes también es un aliciente, que suele querer decir puntos de vista distintos a temas que parecen muy manidos. ¿Alan Ladd + Robert de Niro? ¡Vaya! A mi me trajo a la memoria una de Walter Hill llamada "The driver" protagonizada por Ryan O'Neal. Ya llovió desde aquello, sí. Pobre Ryan.
Saludos.

ethan dijo...

Me atrae Gosling, todo el mundo lo pone muy bien, ya sea en ésta o en la de Clooney, a ver si le echo un vistazo.
Saludos!

Angelus dijo...

Licantropunk, no conozco la película que citas; creo que esta vez Cannes no anduvo muy desencaminado en el premio, porque "El árbol de la vida"... Saludos.

Ethan, sí, está bien, cuesta mantener el tipo con tan poco diálogo, y él lo hace. Saludos.

Suntzu dijo...

¿No es para estómagos delicados y no tiene el previsible "happy end"? Pues la veré.
Saludos.

Angelus dijo...

Suntzu, creo que debes darte prisa si quieres verla, en el cine "Avenida" ya no la echan. Debería haberla incluido entre lo mejor de 2011, pero la vi este mes. Con el paso de los días su recuerdo se me engrandece. Saludos.

Suntzu dijo...

Ya la he visto. Muy buena. Creo que pocas veces (al menos, en películas recientes) he visto usar con tanto acierto y cuidado las miradas y los silencios.

Un saludo.

Angelus dijo...

Me alegro de que te haya gustado, pensaba que ya había desaparecido de la cartelera. Parece que en medio de tanto ruido (en el cine y en cualquier ámbito de la vida), todavía hay muestras de que el silencio todavía es fuente de placer estético: "The artist" y "Drive". Saludos.

Suntzu dijo...

"The artist" la tengo pendiente. Ya te contaré.